Crocante paleo de manzana hecho con láminas de yuca y plátano 


Un día luego de preparar arepitas de yuca y plátano pensé que sería interesante extender la masa en el horno y ver cómo quedaba. Eso hice y terminé con unas láminas crocantes. Cuando mi esposo las vio me dijo que se podría inventar un postre parecido a la milhojas, en varias capas y con un relleno dulce. 

Me gustó la idea pero no quise complicarme mucho con el relleno así que tomé una manzana la piqué en lajitas y la puse a asar con pasitas y canela en un poco de aceite de coco. En cuanto estuvieron listas armé las capas y quedó todo listo sin siquiera habérmelo propuesto, a veces las mejores cosas ocurren sin tener una meta fija, tan solo dejándonos llevar por las ideas durante el proceso. 

Aquí les va la receta:

– 350 gr de yuca pelada, picada y sancochada 

– 1 plátano grande maduro

– 4 cucharadas de aceite de coco

– 1 manzana roja cortada en lajitas 

– 2 cucharadas de pasitas

– 1/2 cucharada de canela

– 1 chorrito de miel (opcional)

Preparación:

Procesar la yuca cocida con el plátano pelado y picado agregando tres cucharadas de aceite de coco hasta que quede una masa suave.




Estirar la masa con una espátula en un recipiente rectangular refractario con papel encerado. 


Procura que la masa se estire lo máximo posible de manera que el grosor sea mínimo. 

Llevar al horno por 150 C por 20 minutos o hasta que esté dorado en los bordes (está pendiente en este paso para evitar que se pase de horno).

Mientras tanto coloca la manzana a fuego medio-bajo con las pasitas, aceite de coco, canela y la miel, tápalo y cocina hasta que queden suavecitas.

Una vez frío córtalo en pequeños rectángulos.



Ahora arma el postre empezando por una capa de crocante, otra de manzana y así sucesivamente hasta terminar con una capa de manzana 🍎 

Disfruta! 

Anuncios