Mentitas del Medio Oriente

 

mentitas 3

 

Hace poco nos cruzamos en una tienda con estas mentas y en seguida nos llamaron la atención. La mezcla de ingredientes es sin duda exótica y llamativa, lástima que tienen mucha azúcar, pero la idea de recrearlas en mi cocina estuvo a diario conmigo hasta que las hice!

El sabor es realmente exquisito, jamás se me hubiese ocurrido esta mezcla. Las mentitas que compramos son originarias de Ajman, uno de los Emiratos Árabes Unidos. Aquí tienen la imagen de la caja. Por cierto me causó mucha risa la traducción de ingredientes que hicieron al español. 🙂

mentitas 5 mentitas 4

mentitas 9

Este es un caramelo perfecto, no solo para refrescarnos o sorprender a nuestra visita luego de la comida, sino por la cantidad de beneficios que aporta a la salud, principalmente por la presencia de la mantequilla de coco.

Ingredientes:

– 3 cucharadas de jugo de espinacas u hojas de menta

– 3 cucharadas de agua de rosas

– 6 cucharadas de mantequilla de coco (consulta la receta aquí)

– 3 a 5 gotas de aceite esencial de menta

– 1/2 cucharada de miel (o stevia si estás siguiendo un régimen de bajas calorías)

– Coco deshidratado para cubrir las mentitas

– 1 cucharada de pétalos de rosa deshidratados y picaditos (aptos para el consumo)

Preparación:

Coloca un manojo pequeño de espinacas u hojas de menta con muy poca agua en la licuadora. Procesa y licúa. Este será el jugo que te permitirá darle un poco de color a las mentitas. Este paso no es absolutamente necesario, también puedes dejar las mentitas blancas.

mentitas 1

Une el jugo de espinacas o menta con el agua de rosas, el aceite esencial de menta y el endulzante elegido. Luego agrega la mantequilla de coco mezclando bien. Prueba y si necesitas que sea un poco más dulce agrega más endulzante, yo prefiero las mías más refrescantes que dulces pero es cuestión de gusto personal.

Coloca la mezcla en un bowl de vidrio pequeño y agrega los pétalos de rosa (opcional). Tapa y guarda en la nevera por 20 minutos.

mentitas 2

Saca el bowl de la nevera, ya la mezcla debe estar solidificada. Con una medida de ½ cucharadita ve extrayendo la mezcla y dale forma de cubo con tus manos. Pasa los cubitos por coco deshidratado y coloca en un envase de vidrio con tapa. Conserva en la nevera.

mentitas 6

Así quedaron las mías, creo que el color es un poco más delicado y quedaron igual de refrescantes y exóticas.

mentitas 8

El balance de dulce es perfecto para mí, la menta intensifica los sabores de la rosa y el coco, es algo único muy difícil de describir así que tienen que probarlas!

mentitas 7 mentitas 10

Anuncios

Chips de nori con anchoas y ajonjolí

noris 2

El snack de la tarde o para compartir con los amigos se ha vuelto importante en casa, más que todo porque los niños han estado demasiado acostumbrados a chuchear entre comidas y mami decidió no comprar más chucherías de paquete. Ahora cada vez que buscan en el acostumbrado gabinete consiguen muy cerca las frutas, nueces, chocolate oscuro y algunos snacks hechos en casa que afortunadamente se comen con la misma velocidad de los snacks de bolsa.

En este caso el nori por ser delgadito permite hacer unos chips de forma rápida en el horno, quedan crujienticos y sabrosos. Las anchoas y el ajonjolí les dan un toque especial, sin estos dos elementos serían un poco amargos y quizás en este caso sea mejor acompañarlos con un delocioso dip como el de esta receta.

Ingredientes:

– 4 Láminas de nori

– 2 cucharadas de ajonjolí

– 1 cucharadita de ajo en polvo

– 8 filetes de anchoa picados en trozos pequeños

– 1 cucharada de aceite de coco

Implementos:

– Papel encerado

– Bandeja para hornear

– Tijeras

Preparación:

Precalienta el horno a 150C. Con la ayuda de una tijera corta las láminas de nori en la forma que desees, yo lo hice en triángulos.

noris 5

Coloca el nori cortado en una bandeja apta para el horno cubierta con papel encerado. Une el aceite de coco con el ajo en polvo y pinta los trozos de nori, yo lo hice con los dedos. Luego espolvorea sobre éstos el ajonjolí y agrega un trocito de anchoa en el centro de cada uno.

noris 6noris 7

Lleva al horno por aproximadamente 10 minutos hasta que estén crujientes, verás que comenzarán a curvarse señal de que ya están listos.

noris 2 noris 3

Algunos tips:

– Para obtener extra sabor y color podrías añadir un puntico de wasabi sobre cada chip. Para un momento especial incluso puedes colocar caviar rosado sobre el wasabi, debe verse muy original y sin duda es un snack que tus invitados recordarán 😉

– Haz suficiente cantidad, en casa se acabaron volando!

 

 

 

 

Chips crujientes y picantes de quimbombó u okra

IMG_4882

 

El quimbombó u okra tiene muchas propiedades curativas. Es ampliamente usado como tratamiento efectivo en la curación del síndrome de intestino permeable, el cual se cree es responsable de las denominadas enfermedades autoinmunes. Al consumir una dieta libre de gluten se reducen las causas de la enfermedad (lee este artículo para más información). Sin embargo si el síndrome ya se encuentra presente debemos aplicar terapias que ayuden en la reconstrucción de las paredes intestinales. Es aquí donde el quimbombó puede jugar un papel importante ya que su ingesta suaviza y cubre el revestimiento intestinal.

Adicionalmente el quimbombó ayuda en la difusión de las bacterias buenas o probióticos lo cual refuerza el sistema inmunológico. También tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y por su alto contenido en fibra y bajo índice glicémico es un excelente aliado contra la pérdida de peso.

Lo ideal, como con la mayoría de las frutas y vegetales, sería consumirlo crudo para aprovechar todas sus propiedades nutricionales. Sin embargo quisimos presentar aquí una deliciosa y divertida alternativa para disfrutar con la familia y amigos. Quedan crujientes, cargados de sabor y son ideales para esos momentos en los que necesitamos un snack.

Ingredientes:

– 500 gr de quimbombó cortados transversalmente

– 1 cucharada de vinagre

– 2 cucharadas de aceite de coco o ghee

– 1 limón o lima (jugo y la ralladura de la concha)

– 1 cucharada de sal marina o del Himalaya

– 1 cucharadita de chile en polvo

– 1 cucharadita de comino

– 1 cucharadita de paprika

– 1 cucharadita de polvo de ajo

– 1 cucharadita de orégano

– 1/2 cucharadita de pimienta de cayena

IMG_4871

Preparación:

Precalienta el horno a 150 C. Coloca los quimbombós cortados en un bowl, cúbrelos con agua y agrega el vinagre mezclando bien. Déjalos en esta solución por un espacio de 15 minutos removiendo ocasionalmente. Drena el agua y seca los quimbombós con papel absorbente.

En un bowl grande mezcla el aceite o ghee en forma líquida con el jugo de limón, la ralladura de limón y el resto de los ingredientes secos. Luego coloca los quimbombós y mézclalos bien para asegurarte que queden bien cubiertos con el aderezo.

IMG_4874

Colócalos en una bandeja apta para el horno y hornea por espacio de 20 minutos. Dales vuelta, abre un poco la puerta del horno y continúa horneando con la puerta semi-abierta por aproximadamente un par de horas hasta que queden crujientes (Está pendiente ya que los hornos son diferentes, deben quedar crujientes y fáciles de masticar).

IMG_4884

 

Algunos tips:

– Abrir la puerta del horno permitirá que la humedad salga y los chips queden crujientes. Ten cuidado si tienes niños en casa.

– Son algo fibrosos y algunos no podrás tragarlos completamente. Esto es normal y forma parte de la diversión. El sabor realmente vale la pena así como la posibilidad de tener un snack bajo en calorías, rico y sano a la vez.

 

 

 

Snack estimulante picante, dulce, salado y colorido!

snack1

Este snack es una verdadera explosión de sabores en la boca. Te hará reir y llorar, super estimulante y difícil de olvidar. Resulta maravilloso cómo la naturaleza nos dota de extraordinarios sabores, olores y colores para estimular nuestros sentidos y hacernos placentero el proceso de nutrir nuestro cuerpo.

Ingredientes:

– Ají picante (o ají dulce si no toleras mucho el picante)

– Dátiles

– Tocineta natural sin conservantes

Preparación:

Precalienta el horno a 175C. Abre los ajíes por la mitad sacando el tallo y las semillas. Abre los dátiles también por la mitad y separa las semillas.

Corta la tocineta del tamaño adecuado según los ajíes que tengas. Colócala en una sartén a fuego medio alto con un poco de sal (si no es tocineta natural no le agregues sal). Dale vueltas hasta que esté doradita por ambos lados.

Toma una mitad de ají, ponle una mitad de dátil encima y termina con un trozo de tocineta. Arma el resto de la misma manera.

IMG_5034

Lleva al horno por aproximadamente 15 minutos hasta que el ají esté doradito y suave.

snack2

Algunos tips:

– Mi esposo disfrutó mucho este snack. Mi hijo y yo tenemos menos tolerancia al picante y estuvimos llorando y con la boca abierta por 10 minutos jajaja. Sin embargo ambos coincidimos que la experiencia era sin igual y probamos otro esta vez sin el ají. Ya era suficientemente estimulante y picante para ambos, lo disfrutamos mucho.

– Los colores son maravillosos, imagino que debe quedar bellísimo y delicioso con ají dulce de colores amarillos, naranja y rojo. Otro snack para lucirte cuando tengas visitas 😉

Vainitos

Vainitos

“Mami, cuándo vas a volver a hacer los chips de kale?” Casi no podía creer que mi hijo de 11 años estuviera extrañando esta rareza. El kale es un vegetal de hoja verde que rara vez consigo en el mercado y desde que lo hice tipo “chip” es altamente requerido en casa.

Cocinar los vegetales de manera que queden crujientes y con el sabor parecido a los *itos: Cheetos, Doritos, Pepitos… ha resultado no sólo una buena estrategia para incluirlos en la dieta diaria sino una gratísima sorpresa. Tanto los chips de tubérculos como en este caso las vainitas se tornan deliciosos y el plato desaparece como si se tratase de las chucherías de bolsa. El resultado: mamá contenta y familia sana!

Aparte de todas estas ventajas son ridículamente fáciles de hacer: lava las vainitas, sécalas, corta los bordes, ponlas en un bowl y agrégales una cantidad suficiente de ghee hasta que queden bien cubiertas, agrega sal, ajo en polvo o las especias que desees y lleva al horno hasta que estén crujientes. Y ya!

Ahora bien, algunas consideraciones:

– Idealmente se deberían llevar los vegetales al horno a la menor temperatura posible, de esta manera conservan más sus nutrientes. Claro esto implica dejarlos por largas horas que a veces no tenemos, pero si puedes hacerlo de esta manera tanto mejor. Lo ideal sería emular la deshidratación que ocurre bajo el sol a una temperatura no mayor de 60C. Si se cuenta con un deshidratador es más sencillo, si no esto se puede lograr usando la temperatura más baja del horno y dejando la puerta de éste entreabierta

– Si no tienes el tiempo o paciencia para hacerlos según el método que describí hazlos a 150C, dependiendo del horno tomará alrededor de 20 minutos. No serán tan nutritivos como los deshidratados a baja temperatura, pero sin duda lo serán mucho más que cualquier bolsa con polvo amarillo cuyo nombre termine en “itos”

– Con este método ocurre una concentración de azúcares en los vegetales logrando que el sabor sea realmente delicioso. Los chips de remolacha  saben parecido a las tajadas fritas de plátano maduro y las vainitas quedan crocantes y con una mezcla de sabores dulces y salados (gracias a la sal y especias)

– Puedes crear diversas salsas para presentar tus chips y vainitos, nosotros los comimos con una salsa hecha con mostaza de Dijon, dátiles, miel a la que se le puede agregar chía para aumentar su poder nutricional

Un comentario final: Estuve debatiéndome acerca del nombre de esta entrada, al final me pareció gracioso y lo dejé. Intenté hacer uno con la terminación “itos” que incluyera los diferentes nombres de las vainitas en países de habla hispana, pero me fue realmente difícil. Sólo en Venezuela y Perú se les conoce como vainitas, de resto en Argentina: chauchas, Chile: porotos verdes, España: judías verdes, Colombia: habichuelas, México: ejotes, Costa Rica: vainicas. Al final decidí quedarme con el nombre con el que las conocí toda mi vida en Venezuela.

Fish and chips Paleo

fish and chips

Hoy quise hacer una receta que entusiasmara a los niños y que todos pudiéramos disfrutar con la tranquilidad de estar nutriéndonos a la vez. Nos encantaron estos fish and chips, yo los tropicalicé comiéndolos con guasaca (guacamole venezolano) y me parece que los ingleses realmente deberían incluir esa idea en su famoso plato, con el aguacate el sabor es sencillamente exquisito!

Al momento de hacer la receta que había elegido me di cuenta que se me habían acabado los huevos, así que decidí hacer una adaptación con los ingredientes que tenía a mano y salió excelente! Cada vez son más las personas que me comentan tienen alergia a los huevos, trataré de incluir más recetas sin ellos en el blog.

Por cierto que después que tuve mi tercer bebé desarrollé una alergia terrible a los huevos y estuve sin comerlos por casi cuatro años. Desde que decidí seguir la dieta 100% paleo se fue la alergia! Realmente los extrañaba, ahora tengo más posibilidades para disfrutar de la rica comida paleo.

Los chips los hice de nabo y zanahoria usando el método que seguí para hacer los chips de remolacha (consulta la receta aquí).

A continuación las instrucciones para preparar el pescado:

Ingredientes:

– 750 gr de filetes de pescado

– 1 taza de harina de yuca

– 1 cucharada de polvo de hornear

– 1 cucharadita de sal marina

– 1 cucharadita de ajo en polvo

– 1 cucharadita de paprika

– 150 ml de leche cremosa de coco

– Ghee o aceite de coco suficientes para freir

Preparación:

En un bowl une los ingredientes en polvo, luego agrega la leche de coco y bate lentamente hasta que se forme una mezcla cremosa. Corta los filetes del tamaño deseado y mételos en el bowl con la mezcla asegurándote que queden bien cubiertos.

Coloca en el sartén a fuego alto el ghee, aceite de coco o una mezcla de ambos, cuando esté bien caliente baja a fuego moderado y agrega los trozos de pescado. Voltea cuando estén dorados por el lado inferior (lo verás en los bordes). Yo le di vueltas varias veces para asegurarme de que el pescado quedara bien cocido por dentro.

Sácalos y colócalos en un plato con papel absorbente. Sirve y decora con los chips y salsas paleo de tu preferencia.

Algunos tips:

– Puedes servirlos con esta receta de mayonesa paleo con chía, es deliciosa y aumentarás el valor nutricional del plato

– Si no consigues la harina de yuca puedes usar almidón de maiz, no es paleo pero al menos no contiene gluten y se consigue fácilmente en los mercados

– La mezcla con la leche cremosa de coco realmente queda muy bien, ya verás que te será fácil voltear los trozos de pescado en el sartén y se mantendrán en una pieza

 

Chips de remolacha

chips de remolacha

Estos chips no sólo tienen un color precioso sino que saben super rico!

El dulce de la remolacha recuerda un poco al sabor del plátano maduro frito. Definitivamente es un snack que tienen que probar, sabroso, nutritivo, económico y fácil de hacer.

Ingredientes:

– 4 remolachas pequeñas
– 2 cucharadas de ghee
– 1 cucharada de sal marina

Preparación:

Precalienta el horno a 120C. Corta las remolachas en rodajas de pequeño grosor y colócalas dentro de una bolsa tipo clip, luego añade el ghee dentro de la bolsa, ciérrala y dale vueltas con tus manos asegurándote que todas las rodajas queden impregnadas con el ghee.

Coloca papel encerado en una bandeja apta para el horno  y acomoda las rodajas una por una. Lleva al horno por aproximadamente 40 minutos hasta que los chips estén crujientes.

Al momento de servir los chips agrega la sal marina al gusto. Puedes acompañarlos con dip de aguacate o de “queso” hecho con levadura de cerveza (consulta la receta aquí)