Hummus paleo de calabacín y rúcula


Esta alternativa al hummus tradicional es realmente deliciosa, una sabrosa variante que te permitirá saborear este acompañante árabe de las comidas en tu régimen paleo.

Ingredientes:

  • 2 calabacines pequeños pelados
  • 1/3 taza de tahine o crema de ajonjolí
  • 1 limón 
  • 2 cucharadas de aceite de oliva 
  • 1 taza de rúcula lavada
  • Sal marina al gusto
  • Agua suficiente para lograr la consistencia deseada

Preparación:

Corta los calabacines en trozos y colócalos en agua hirviendo por cinco minutos. Sácalos del agua y una vez que estén a temperatura ambiente llévalos a la licuadora con el resto de los ingredientes con excepción del agua. 

Una vez licuado agrega el agua solo si lo consideras necesario para lograr una consistencia más o menos cremosa según tu gusto. 


Sírvelo con aceite de oliva adicional, también puedes adornarlo con rúcula y granada 🙂 

Si gustas puedes agregar ajo. Es riquísimo sobre vegetales cortados o para acompañar empanadas paleo o tus chips paleo favoritos como los de remolacha. Disfruta! 

Dip de “queso”

Image

En serio esta es una manera maravillosa de acceder a los beneficios nutricionales de la levadura de cerveza, delicioso con vegetales y galletas como las lembas de chía.

Ingredientes:

– 1/2 taza de levadura de cerveza

– 1/4 taza de arrurruz (puedes usar almidón de maíz si no consigues arrurruz)

– 2 cucharadas de harina de yuca o mandioca

– 1 cucharadita de sal marina

– 1 cucharadita de mostaza

– 1/2 taza de ghee

– Agua

Preparación:

Mezcla todos los ingredientes secos en una taza de agua con tenedor o batidora manual. Cocina sobre fuego mediano batiendo constantemente hasta que comience a espesar. Remueve del fuego y agrega mezclando el ghee y la mostaza. Coloca de nuevo en el fuego y agrega lentamente 3/4 de taza de agua. Cocina hasta que tome el espesor deseado.

Algunos tips:

– Delicioso con vegetales: zanahoria, céleri, coliflor, brócoli. O con vegetales cocidos como berenjenas y espinacas.

– Puedes darle tu propio toque con ajo en polvo, pimentón español o cualquier otra especia de tu gusto.

– Debe quedar muy rico con una pasta hecha con zucchini (ya sabes nada de gluten) apenas pueda me invento una receta y se las comparto 😉

 

 

Mayonesa de chía

Image

Muy rica y saludable esta versión de la tradicional mayonesa realizada con chía. La verdad no se nota la diferencia con la mayonesa hecha con huevo (con excepción de las semillitas que le dan un toque epicúreo al asunto). Super fácil, altamente recomendable!

Ingredientes:

– 2 cucharadas de chía

– Jugo de 1 limón

– 1 diente de ajo machacado

– 1/2 cucharada de mostaza de Dijon

– 1/2 cucharada de miel

– 1/2 cucharada de sal marina

– 1/2 taza de leche de almendras o coco

– 250 ml aceite de oliva

Preparación:

Coloca todos los ingredientes en la licuadora con excepción del aceite de oliva. Licúa por alrededor de un minuto y a través del agujero pequeño de la tapa de la licuadora ve agregando el aceite en forma de hilo fino, poco a poco la mezcla se irá espesando y muy pronto tendrás lista tu mayonesa.

Algunos tips:

– La consistencia cuando la acabas de hacer es espesa pero no tanto como la mayonesa tradicional, sin embargo en la nevera se espesará aun más

– Corrige la cantidad de sal al gusto

– Disfrútala con hamburguesas paleo, salchichas, vegetales y galletas de chía

Si te cuesta conseguir la chía en tu localidad tienes la opción de ordenarla por Amazon, el precio es accesible y los beneficios múltiples. Esta es la chía que yo compro, haz click en la figura para obtenerla.