Arepitas dulces de yuca con anís 

Hace poco una amiga muy querida me invitó a desayunar unas ricas arepas de yuca que ella misma hizo. Cuando publiqué un vídeo de nuestro encuentro en instagram otra muy buena amiga me comentó que ella hacía las arepitas de yuca dulces, así que me decidí a intentarlo y resultaron deliciosas! Además la masa es súper manejable y no se pega del sartén 😉

Ingredientes:

– 700 gr de yuca pelada y cortada en trozos

– 2 cucharadas de papelón rallado 

– 1 cucharada de anís dulce (opcional)

– 1 pizca de sal 

– 2 cucharadas de aceite de coco


Preparación:

Se sancocha la yuca con suficiente agua hasta que esté blandita. Se procesa junto con el aceite, papelón y la sal hasta lograr una masa consistente. Se le agrega el anís dulce y se forman las arepas.


Se colocan en un sartén antiadherente caliente a fuego moderado y se voltean una vez que formen una capa tostada.

Se llevan al horno precalentado a 150 C preferiblemente en una bandeja cubierta con papel antiadherente o de aluminio (no como yo que las puse en la rejilla) y se cocinan por 20 a 30 minutos. 


Rellenar a su gusto y disfrutar. Perfectas para un desayuno dominguero ☺️

Me están dando ganas de crear una serie de recetas de arepas de yuca agregándoles otros ingredientes como plátanos, remolacha o calabaza. Ya les iré contando como resulta el experimento 😄 

Hummus paleo de calabacín y rúcula


Esta alternativa al hummus tradicional es realmente deliciosa, una sabrosa variante que te permitirá saborear este acompañante árabe de las comidas en tu régimen paleo.

Ingredientes:

  • 2 calabacines pequeños pelados
  • 1/3 taza de tahine o crema de ajonjolí
  • 1 limón 
  • 2 cucharadas de aceite de oliva 
  • 1 taza de rúcula lavada
  • Sal marina al gusto
  • Agua suficiente para lograr la consistencia deseada

Preparación:

Corta los calabacines en trozos y colócalos en agua hirviendo por cinco minutos. Sácalos del agua y una vez que estén a temperatura ambiente llévalos a la licuadora con el resto de los ingredientes con excepción del agua. 

Una vez licuado agrega el agua solo si lo consideras necesario para lograr una consistencia más o menos cremosa según tu gusto. 


Sírvelo con aceite de oliva adicional, también puedes adornarlo con rúcula y granada 🙂 

Si gustas puedes agregar ajo. Es riquísimo sobre vegetales cortados o para acompañar empanadas paleo o tus chips paleo favoritos como los de remolacha. Disfruta!